Comunidades energéticas

Únete al movimiento verde

Descubre las comunidades energéticas

Una comunidad energética es un concepto innovador que promueve la participación colectiva en la generación y consumo de energía renovable. En lugar de depender exclusivamente de grandes empresas proveedoras de energía, las comunidades energéticas permiten a los usuarios unirse y beneficiarse de una instalación de energía renovable compartida.
Comunidades energéticas

¿Qué es el autoconsumo colectivo?

El principio fundamental de una comunidad energética es el autoconsumo colectivo, donde varios puntos de suministro se conectan a una misma instalación de energías renovables, como paneles solares o parques eólicos. Los usuarios asociados a la planta de generación acuerdan coeficientes de reparto para distribuir equitativamente la energía producida entre ellos.
placas solares en comunidades
Comunidades energéticas

¿Qué actividades pueden desarrollar las comunidades energéticas?

Entre las distintas actividades que puede desarrollar una comunidad energética se encuentran:
paneles solares comunidad energética
Generación de energía
Procedente de fuentes de origen renovable, por ejemplo, autoconsumo compartido
ayudas instalacion placas solares
Eficiencia energética
Prestación de servicios a sus socios para la mejora de la gestión energética, incluyendo las tecnologías de gestión
formacion energética
Formación energética
Empoderando los miembros de la comunidad energética para una toma de decisión formada e informada
Financiación energías renovables
Financiación colectiva de proyectos de energías renovables
Facilitando la microfinanciación de proyectos de energías renovables y democratizando su rentabilidad
Movilidad eléctrica
Movilidad eléctrica
Tanto la carga de vehículos eléctricos como facilitando soluciones de movilidad eléctrica compartida
Compra colectiva energia solar
Compra colectiva
Negociación colectiva de productos o servicios energéticos para sus socios con el objetivo de una mejora en las condiciones
Además de fomentar el uso de energía verde, las comunidades energéticas también pueden llevar a cabo diversas actividades para maximizar la eficiencia y el aprovechamiento de los recursos:

Generación de energía:
Las comunidades energéticas pueden desarrollar proyectos de generación de energía renovable, como la instalación de paneles solares o la construcción de pequeñas centrales hidroeléctricas. Esto permite a los miembros de la comunidad producir su propia energía de manera sostenible.

Eficiencia energética: Las comunidades energéticas promueven prácticas de eficiencia energética entre sus miembros. Esto implica la adopción de tecnologías y medidas que reduzcan el consumo de energía, como el uso de sistemas de iluminación eficientes, la mejora del aislamiento térmico en los edificios o la implementación de sistemas de gestión energética inteligente.

Formación energética: Las comunidades energéticas también se dedican a educar y capacitar a sus miembros en temas relacionados con la energía. Esto puede incluir talleres, cursos y eventos informativos para fomentar la conciencia energética y el uso responsable de los recursos.

Financiación colectiva de proyectos de energías renovables:
Las comunidades energéticas pueden unir fuerzas para financiar conjuntamente proyectos de energías renovables. Esto permite a los miembros participar en inversiones colectivas y obtener beneficios económicos a través de la generación de energía.

Movilidad eléctrica: Algunas comunidades energéticas promueven el uso de vehículos eléctricos y desarrollan infraestructuras de carga compartida. Esto impulsa la transición hacia una movilidad más sostenible y facilita el acceso a la carga de vehículos eléctricos para los miembros de la comunidad.

Compra colectiva: Las comunidades energéticas pueden negociar contratos de suministro de energía a gran escala, obteniendo así tarifas más competitivas para sus miembros. Mediante la compra colectiva, se puede acceder a electricidad renovable a precios más asequibles, fomentando la adopción de energía verde en toda la comunidad.

Proyecto llave en mano

Ventajas de una comunidad energética

Ahorrar  en la factura de la luz

Convierte en consumidor energético

Cuidar del planeta impulsando el uso de energía limpia y km0

Formar parte en primera persona de la transición energética en tu municipio

Incrementar tu nivel de autosuficiencia energética

comunidad energética
Las comunidades energéticas representan una forma innovadora y participativa de abordar los desafíos energéticos y promover la transición hacia un modelo más sostenible. Al unirse a una comunidad energética, los usuarios no solo disfrutan de los beneficios económicos y ambientales de la energía renovable, sino que también se convierten en agentes activos del cambio hacia un futuro más verde y sostenible.

Para más información rellena el formulario

Nuestros asesores se pondrán en contacto contigo para resolver todas tus preguntas y dudas.

Preguntas frecuentes

¿Qué requisitos son necesarios para conformar un autoconsumo colectivo?

Lo primero que se debe cumplir para poder tener una instalación fotovoltaica en una comunidad de vecinos es que apruebe la instalación al menos el 33% de los propietarios de las diferentes viviendas.

¿Qué es el acuerdo de reparto de la energía en el autoconsumo compartido?

El acuerdo de distribución de energía es un documento que tienen que firmar todos los participantes de una instalación de autoconsumo compartido.
Este documento establece todos los criterios para distribuir la producción entre los distintos consumidores, las personas que se beneficien de la instalación.
En resumidas cuentas, el acuerdo de reparto significa qué porcentaje se va a destinar a cada vivienda.

¿Quién puede beneficiarse de una instalación fotovoltaica compartida?

• Comunidades de propietarios
• Zonas residenciales
• Polígonos industriales
• Empresas en un mismo edificio de oficinas

¿Se puede cambiar el acuerdo de reparto?

Sí, los porcentajes de reparto se pueden modificar cada 12 meses siempre y cuando todos los propietarios de las viviendas del edificio estén de acuerdo.

¿Pueden añadirse más vecinos a la instalación?

En caso de que un tiempo después de haber contratado y realizado la instalación quieran ser partícipes otros vecinos que no estaban en el acuerdo inicial, podrán hacerlo siempre que exista espacio suficiente en la cubierta para poder ampliar la instalación fotovoltaica.
En caso de que el espacio disponible no sea el suficiente, los vecinos tendrán que llegar a un nuevo acuerdo de reparto energético contando con el nuevo consumidor.

Scroll al inicio

Infórmate sobre instalación de placas solares sin compromiso

Call Now Button